Reseña: The Little Crooked Tale (Noveno número)


Nueva reseña para el último y noveno número de "The Little Crooked Tale", y es que en un tiempo record y sin perder calidad alguna, el autor de la obra, Sonne, nos brinda con otra tétrica aventura de las Princesas Disney.

En este caso, nos adentramos en el mundo de las pesadillas y sueños con Aurora y Blancanieves, bajo un título de ultratumba y una portada en la que la niebla parece ser la única capaz de "iluminar" las tinieblas en sus rostros.

A diferencia de números anteriores, nos encontramos con un capítulo más tranquilo, donde lo que parece una posible serenidad que reina en el cementerio, poco a poco, se va tornando en una oscuridad plagada de amenazas y ciertas actitudes negativas, en especial, para la dueña de la vanidad.


Comenzando el episodio con la vida en el castillo del rey Stéfano, tras la muerte de Felipe. Podemos conocer más a la madre de Aurora (La reina Leah), incluida la personalidad de su hija. Una personalidad sorprendente, donde parece estar en otro mundo, perdida en sus pensamientos sin querer caer en las garras de sus sentimientos. Y es que tras la muerte de un ser querido, la que era la encantadora bella durmiente se convierte en una doncella fría que ni se sorprende en su nuevo encuentro con Blancanieves

Todo este principio nos hace seguir con ganas de continuar con la trama, de saber más sobre estas muchachas que una vez en un sueño encontraron el amor verdadero. 


Hay que citar además, que dicha escena, la del cementerio, me llegó a recordar al lúgubre momento de "Un Cuento de Navidad", versión Disney del clásico literario de Charles Dickens, y también a la escena musical de "El Fantasma de la Ópera" con la canción "Quiero ser tu sombra otra vez" (Wishing you were somehow here again).

Por último, como tema general para citar y muy importante, tenemos dos puntos: la primera aparición, aunque sea silueta, del misterioso joven de ojos verdes y cabellera oscura, que hace unos meses atrás aparecía en la portada del blog oficial, y el primer desnudo de un personaje (además de la escena en la que se apreciaba a Ariel de espaldas en el capítulo tres).

Sinceramente, el desnudo de la reina Grimhilde no me ha parecido ningún escándalo, como les ha podido parecer a otros, según he podido leer en los comentarios. Veo algo más violento la manera de morir de Felipe que esto, cosa que también me gustó. Por otro lado, pienso también que el desnudo ha quedado artístico, acertado para la escena, y por supuesto, para el personaje, por no hablar de la historia que poco tiene que ver con algo tipo "franquicia Disney Princess". 


Y ahora, llegados a este punto y como de costumbre en mis reseñas del cómic, citaré a cada uno de los personajes que han aparecido en esta continuación:

Rey Stéfano y Rey Huberto: las copas ya no volverán a ser brindadas por mucho tiempo para estos dos reales amigos, donde vemos a un rey Huberto destrozado por la pérdida de su hijo.


Reina Leah: todo un acierto aprovechar más a este encantador personaje, y más en este caso, donde desmuestra ser la madre que todos esperabamos que iba a ser desde el clásico, aunque tenga que aguantar la extraña actitud de su hija.

Aurora: muerta en vida es lo que parece la princesa, o más bien, una fría y solitaria estatua de cementerio. No muestra sentimiento alguno, no derrama niguna lágrima, solo quiere adentrarse en sus pesadillas, dormir y descubrir lo desconocido que inquieta su corazón.


Flora, Fauna y Primavera: apenadas por ver a su querida Rosa en semejante estado, aportan con sus diálogos lo doloroso que tuvo que ser la situación para ella.

Maléfica: extrañada y humana, es como se ve a la malvada emperatriz del mal en este número, al ver el comportamiento de su aliada. Es fantástico ver como las antagonistas de la compañia pueden tener también una vida normal o una conversación de "amigas".

Reina Grimhilde: bellísima y con una gran sensualidad, mostrándose desnuda y sabiendo muy bien que es la más bella del reino, diga lo que diga aquel espejo. Grimhilde nos deja a todos confundidos con su actitud al escuchar el nombre de su hijastra. ¿Qué querrá?

Blancanieves: bella y encantadora es como se muestra la nueva reina ante su presentación con Aurora, y valiente y decidida, sin esperar la ayuda de nadie para resolver cuanto antes aquel peligro que cierne sobre la vida de su pequeña.

Rose Red: desde luego, si algo tenemos claro los seguidores de este cómic, es que a esta niña las amenazas y los peligros la persiguen para acabar con ella.

Espejo Mágico: primera aparición del esclavo, que sigue en la misma línea de la película y con uno de los mejores diálogos del cómic.

En resumen, un maravilloso y elegante capítulo, que nos sigue manteniendo en el tétrico ambiente, y es que no siempre hace falta escenas de acción para seguir igual o mejor con el argumento de esta historia retorcida.  ¿Veremos en el siguiente episodio al resto de princesas? ¿Qué ocurrirá con Aurora? ¿Qué pasará con el nombre de Rose Red? ¿Aparecerá de nuevo el misterioso joven?

Recordad visitad el blog oficial del cómic pulsando aquí. Podéis votar también por vuestro personaje favorito de este capítulo en la encuesta de la derecha. ¡Y no os perdáis la tira cómica de Maléfica y Grimhilde! ¡Es todo un puntazo!

2 comentarios:

  1. Ha sido de mis capítulos favoritos. El ambiente ha sido muy bueno, muy misterioso y el color cada vez es mejor. La que más pena me da es la pobre niña que parece que tiene que morir si o si :(
    Y el desnudo ha sido la caña, muy natural, pero realmente impactante para ser Disney.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ha sido de mis favoritos. El ambiente del cementerio y los colores, el desnudo...
      En general todo, ha sido genial. ^^

      Y desde luego, esa niña parece que tiene los días contados jaja.

      ¡Gracias por comentar! =)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar ^^. Tu participación es muy importante para nosotros.