Reseña: "El castillo en el aire" de Diana Wynne Jones (libro)

Título: El castillo en el aire | Autora: Diana Wynne Jones
Editorial: Berenice | Precio: 17,95€         

Sinopsis

Al sur de la tierra de Ingari, Abdullah, un joven vendedor de alfombras, pasa sus días soñando despierto con que es el hijo perdido de un gran príncipe, destinado a casarse con un princesa. Pero un día, un extraño viajero llega a su tienda para ofrecerle una alfombra mágica. Desde ese momento, y para siempre, su vida da un giro de 360º y da lugar a una gran aventura en la que nada es lo que parece. Genios, demonios, animales mágicos, castillos flotantes... Sigue a Abdullah en su aventura por recuperar a la princesa de sus sueños y déjate sorprender por un final completamente inesperado. Te sumergirás en una gran aventura al viejo estilo de las Mil y una noches, en la que no podrás dejar de reír y sufrir, a un mismo tiempo, con cada una de las extrañas situaciones con las que se encuentra nuestro joven protagonista. 


***

Diana Wynne Jones (1934-2011) fue una escritora británica, centrada en las novelas de fantasía. Comenzó su carrera literaria relativamente tarde, ya que su primera publicación data de 1973, Wilkins'Tooth, pero cuenta con unos cuarenta libros publicados, además de numerosas obras de teatro. 

El castillo en el aire (1990) es la segunda entrega de la trilogía de Howl's moving castle. Pese a ser una serie, debo advertir que los tres libros se pueden leer perfectamente de forma independiente, ya que los protagonistas de la primera novela hacen su aparición como personajes secundarios en las dos siguientes. Las dos primeras novelas -la primera de ellas es El castillo ambulante (1986)- han sido reeditadas de la mano de la editorial Berenice, a la que debo agradecer el ejemplar. Una fantástica edición en tapa dura con sobrecubierta, con una traducción excelente y unas dimensiones que hacen fácilmente transportable el libro, cosa importante para aquellos que, como yo misma, disfrutan de la lectura en medios de transporte o durante algún viaje. 

Esta fantástica novela de aventuras arranca en un remoto país, Zanzib, que recrea un ambiente que nos hace pensar directamente en Las mil y una noches. Comienza la historia cuando Abdullah, el protagonista, recibe la misteriosa visita de un extranjero al que le compra una alfombra mágica que hará que su vida cambie para siempre, que las ensoñaciones en las que se pierde el joven continuamente, se hagan realidad. Gracias a la alfombra, Abdullah conoce a la princesa de sus sueños y se enamora perdidamente de ella. La princesa, a su vez, se enamora de él pero, cuando ambos jóvenes están a punto de fugarse para casarse, es raptada por un extraño ser alado. Abdullah decide hacer todo lo posible por rescatarla y es aquí donde nos sumergimos con él en las situaciones más extravagantes que podamos imaginar. 

Diana nos sumerge en una extraordinaria aventura que nos hará imposible dejar la lectura hasta no saber qué ocurre con Abdullah y la bella Flor-en-la-noche. Nos introduce en un mundo deslumbrante, mostrándonos la humildad, que caracteriza a la gente del pueblo, y la exuberancia de la que hacen gala los grandes reyes y sultanes de todas las tierras de este mundo imaginario. Nos introduce de lleno en una trama llena de giros sorprendentes que hacen que la lectura sea entretenida e interesante. Me ha gustado mucho no encontrarme con la típica historia de fantasía en la que vamos cambiando de un personaje a otro continuamente sin saber muy bien dónde situarnos. La escritora centra la narración en Abdullah, nos hace seguir cada uno de sus pasos, sin caer en la monotonía. Como en El castillo ambulante, toda la historia está plagada de finos giros de humor que consiguen sacarnos alguna que otra sonrisa cómplice y de giros inesperados en la trama que nos sorprenden pero que tienen una razón de ser y que encajan a la perfección, desde el principio hasta el final. 


Me gustaría destacar un aspecto que me ha parecido muy interesante: la caracterización que se hace de cada uno de los personajes. Diana nos describe a unos personajes carismáticos de una forma muy detallada, aportando una visión nueva de los modelos mentales que podemos tener, por ejemplo, de una princesa, un sultán, un demonio, etc. Mediante las descripciones y las acciones de los propios personajes, somos capaces de imaginarlos a la perfección y de entender completamente su forma de actuar, sus motivos. Un ejemplo muy claro lo tenemos en la princesa Flor-en-la-noche, la cual, pese a que nunca ha salido de su palacio, muestra una gran inteligencia que la lleva a comprender rápidamente las realidades que le muestra Abdullah. Pese a que hubiese sido muy fácil para la escritora situarla como la típica princesa pasiva que espera ser rescatada, Flor-en-la-noche toma un papel activo en la historia y actúa de acuerdo a la descripción que se hace de ella. 

Sin duda, es un libro muy recomendable, tanto para jóvenes como para adultos, que nos transporta a un mundo fantástico donde nada es lo que parece. Si hubiese que señalar algún inconveniente, diría que no te lleva a plantearte profundas reflexiones, como El castillo ambulante, sino que te entretiene de una forma sencilla, incluso podría decir clásica, como si fuese un gran cuento extenso. La escritora nos hace sumergiros en una lectura apasionante sin que apenas nos demos cuenta, que engancha al lector, desde el primer momento, para no soltarlo hasta el final, donde todas las incógnitas son resueltas y donde cada pieza encuentra su lugar, sin dejar nada en el aire. Además, me gustaría destacar que ese final completo se alcanza de una forma natural y lógica, sin que haya que forzar un final precipitado. Es un libro plagado de aventuras, romances, misterio, emoción y fantasía, donde nada es lo que parece.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar ^^. Tu participación es muy importante para nosotros.