Reseña: "El teatro de las ánimas" de Orlando Name Bayona (Libro)

Título: El teatro de las ánimas | Autor: Orlando Name Bayona
Editorial: Éride ediciones | Precio: 15€                        

Sinopsis

Cada noche en el abandonado teatro Olympia se proyectan unas extrañas películas que solo pueden ver los pobres que se refugian allí para resguardarse del frío y poder dormir bajo un techo. En estas extrañas películas asistimos a la historia de Marie, una joven desgraciada que cae en las manos del diablo al pactar con él para intentar salvar la vida de su amado. Sin embargo, con el diablo nada es lo que parece y un alma bondadosa no es suficiente como pago.

***

El teatro de las ánimas es una novela que llama nuestra atención por invitarnos a leer una historia de intriga en la que, supuestamente, el diablo se está aprovechando de personas necesitadas que caen en la desesperación frente a la desgracia. Me llamó mucho la atención el argumento de la historia y me sumergí en el libro esperando encontrar una historia donde las emociones más profundas y oscuras del ser humano estuviesen presentes y donde sus miedos más profundos aflorasen cada noche al iluminarse el viejo proyector del teatro Olympia. Sin duda, creo que la historia que se plantea en esta novela tiene un gran potencial que, sin embargo, no ha sido explotado por su autor, Orlando Name Bayona

La historia tiene un comienzo muy impactante que capta la atención del lector desde la primera palabra. A través de los ojos de Gravoche, un pequeño mendigo condenado a mal vivir en la calle, nos introduce plenamente en la presencia del diablo que acecha. Name Bayona consigue inquietarnos y angustiarnos ante el miedo de un niño pequeño que se siente perseguido y que necesita nuestra ayuda. Se crea una complicidad con el lector rápidamente. El lector siente miedo, igual que Gravoche, y empatiza inmediatamente con él y siente la necesidad de saber más, saber cómo va a terminar el niño, cómo ha llegado a ese punto... Sin embargo, este comienzo tan impactante se disuelve rápidamente y con cada página se va perdiendo el interés que nos había suscitado

En la novela van confluyendo de una manera bastante confusa la historia de Gravoche, y su descubrimiento de lo que esconde el teatro Olympia, de la mano Romu, un entrañable músico callejero, con la historia de Marie, que se nos muestra a través de la proyección de las diversas películas cada noche. El lector debe hacer una lectura paciente, atenta y, en algunas ocasiones, incluso debe releer algún capítulo para comprender qué se ha relatado. A lo largo de la novela las diferentes líneas narrativas se van entremezclando sin que parezca que el autor haya reflexionado sobre lo que va a escribir. En mi opinión, al elaborar una historia en la que confluyen tantas historias diversas, en distintos contextos espaciotemporales, la narración debería haber sido más clara

En cuanto a los personajes, debo decir que las descripciones de los mismos son muy precisas. Con cada rasgo de cada uno de ellos que se narra en la novela, el lector puede hacerse una perfecta imagen mental de ellos, sobre todo de los dos personajes principales: Marie y Gravoche. El autor se detiene en describirnos sus rasgos físicos y cómo evolucionan estos a lo largo de la historia, cómo cambian físicamente los personajes conforme van pasando los años para que el lector pueda imaginar en su mente sus figuras tal y como las vería si estuviese frente a una fotografía. La claridad narrativa que se echa en falta al contarnos las acciones que se van sucediendo en la novela o los sentimientos de los personajes, en la mayoría de los casos, está presente en las descripciones que hace de la joven Marie, el pequeño pícaro o el diablo. En el aspecto psicológico, todos los personajes presentan una debilidad anímica generalizada, incluso aquellos que se supone que no deberían tener debilidades, como el mismísimo diablo. 

Un aspecto muy interesante de la novela es la continua alusión que se hace a los tangos argentinos, transmitiendo parte de la letra y añadiendo a pie de página cuándo y por quién fueron compuestos. Esto le da una gran verosimilitud y consistencia a dos personajes de origen argentino que aparecen en la historia. 

El teatro de las ánimas es una novela en la que se muestra la crudeza y la misera más profundas, tanto a nivel personal como social, pero a la que le falta coherencia y cohesión narrativa para que el lector sea capaz de seguir la trama. Pese a que utiliza un lenguaje sencillo y de fácil comprensión (con un par de palabras propias del castellano de Colombia, como gamín), las historias se van entremezclando confusamente sin que el lector pueda percibir qué se le está contando y sin que haya un final clarificador que le permita aclarar todo lo narrado. Para mí, aunque el argumento de la historia es muy interesante, la novela necesita ciertos arreglos para que se pueda desarrollar en todo su potencial. Desde las primeras páginas, que captaron mi atención como hacía mucho tiempo que ningún libro lo hacía, he estado esperando una historia atrayente que me motivase a seguir leyendo y que, en cambio, solo ha explotado tópicos literarios, intentando mezclarlos sin orden alguno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar ^^. Tu participación es muy importante para nosotros.